El mundo es nuestro

Hacía eones que no me reía de este modo con una comedia española. Sencilla, sin pretensiones, con el único fin de agradar y posiblemente en menor medida de concienciar. Hay quien dice que “El mundo es nuestro” es difícil de entender para alguien que no sea de Sevilla, para quien no la haya visitado o simplemente no conozca los estereotipos que pueblan esta ciudad. Pero en todo caso, dándole la vuelta a la tortilla, contemplar “El mundo es nuestro” es un buen cicerón de entrada, una buena toma de contacto, para comenzar a entender la idiosincrasia y el intríngulis de esta urbe singular. Porque como dice un amigo “El mundo es nuestro” se podría entender como un buen ejemplo de una comedia del arte sevillana. Y si recuerdan lo que era una comedia del arte, se trataba de teatro sin guión, con unos personajes muy marcados, muy definidos, de tal modo que los actores podían interactuar entre sí sencillamente siendo fieles a dichas definiciones. Y esto es lo que parece que ocurra en “El mundo es nuestro”, que en un momento dado asemejara que sus personajes pudieran salirse del guión, de lo acordado, y continuar desarrollando sus andanzas en el mundo real ya fuera del metraje de la película.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s