Las brujas de Zugarramurdi

Carente de la impactante intro de “Balada triste de trompeta”, pero quizás con una estructura más equilibrada y desde luego más apta al público general. Las brujas de Zumarramurdi es una película más y no una película cualquiera, es una cinta que puede que llegue a calar hondo dentro del mundo de la Serie B. Me refiero por la temática y por la puesta en escena, con fallos notables de coherencia pero gamberra en su justa medida y logrando el propósito de entretener. Y también por la imagen que ofrece de la mujer y de una alternativa al feminismo imperante: las niñas ya no quieren ser princesas, quieren ser brujas de Zumarramurdi, quieren ser malvadas y posesivas, quieren conquistar al ser querido con la misma violencia y pasión con la que se conquista el mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s