El viento se levanta

“El viento se levanta” es la última película de Hayao Miyazaki, el título con el que se despide, la que algunos han tildado como su testamento vital.

Francamente, si esto es así, menos mal que nos quedan otras de sus películas como “La princesa Mononoke”, “Nausicaa” o “Porco Rosso”. “El viento se levanta” me ha dejado frío, en todos los sentidos. No me ha impactado ni como película histórica, ni como romántica, ni como la biografía de un ingeniero, o el relato de cómo se diseño uno de los mejores aviones de todos los tiempos. Es un quiero y no puedo, es un “intento abarcarlo todo y al final no soy nada”. Hay quien habla de su poética, de su sensibilidad. Pero si ese infantilismo insustancial resulta ser poesía desde luego prefiero a los escritores malditos.

Lo único que contemplo es que si Hayao Miyazaki pretendía mirarse en un espejo y verse reflejado como un prado verde de hierba refulgente desde luego lo ha conseguido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s