¿Qué es la magia?

¿Qué es la magia?

Un cambio de situación, una transformación, entre un estado y otro sin que podamos reconocer qué fuerzas intervienen en el proceso. Al final es algo maravilloso, fantástico, o mortífero, quién sabe, que se produce porque sí. Como volar sin alas, adivinar el futuro, transformar el agua en vino o hacer aparecer algo de la nada.

Conforme ha transcurrido la historia la ciencia ha sustituido a la magia, ha demostrado siempre cuál era la causa subyacente. Hasta que de repente se encontró cara a cara con la perspectiva cuántica. Sí, desde luego, todos hemos escuchado alguna vez acerca del principio de incertidumbre de Heisenberg, la imposibilidad de concretar a la vez la posición y la velocidad de un electrón en un instante determinado. Creemos entender lo que es la física cuántica. Pero la cosa va mucho más allá.

Recientemente, resulta que todo eso de lo que nos hablaban los científicos de materia y energía oscura, conceptos que habían desarrollado para explicar porque la atracción gravitatoria en el universo era mayor de la esperada, o por qué se expande, son cuestiones inexistentes. Resulta que en el vacío cuántico se pueden reconocer partículas con carga gravitatoria o antigravitatoria que fluctúan entre la existencia y la inexistencia. Es decir, tan pronto están como no están. Y es el cúmulo de estas partículas en un momento dado el que hace que la atracción o la repulsión sea mayor. Repito, partículas que fluctúan entre la existencia y la inexistencia. De repente surge un fotón, un cuerpo sometido bajo la dualidad onda-corpúsculo, y lo hace de la nada. Dentro de un artilugio es encontrado un electrón sin que se sepa por dónde entró. Es decir, surgió allí, dentro. Y un segundo más tarde ya estaba fuera sin que se pudiera identificar por donde salió. O sucesos como la teletransportación de masa o de energía. O que dos partículas puedan estar interconectadas independientemente de la distancia o del tiempo.

En definitiva, experiencias que van en contra de toda lógica en la que hayamos confiado, de todo lo que hayamos podido creer o concebir. Los científicos tienen la esperanza de algún día llegar a desentramar las leyes que se mostrarán capaces de explicar estos fenómenos. Pero resulta que es posible que existan infinitos universos paralelos, y que cada cual funciona con sus propias leyes. No sólo eso. Algunos teóricos empiezan a elucubrar sobre la eventualidad de que incluso dentro de nuestro propio universo no todas las partes funcionen bajo los mismos principios. Aún más, siguiendo el razonamiento, ¿quién sabe si no llegará el día en que un nuevo Heisenberg atestigüe que las leyes que rigen lo cuántico cambian conforme las investigamos? Y hasta que no reprueben esto que me hallo diciendo, hasta que no acierten a consolidar una ley definitiva que explique todo lo cuántico, de momento: ¿acaso esto no es magia?

Anuncios

Un pensamiento en “¿Qué es la magia?

  1. plared

    Lo malo de lo empírico es que deja atrás cosas como la magia o si nos ponemos profundos el alma. Explicar muchas cosas es tarea imposible, de ahí el error de basarlo todo en lo demostrable. Ya que hasta eso, en un mundo cambiable puede ser objeto de manipulación. A cuidarse

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s