El padrino. Mario Puzo

Casualmente ayer que terminé de leer “El Padrino”, de Mario Puzo, coincidió con la noticia de Francis Ford Coppola galardonado con el Princesa de Asturias de las Artes. La crítica de una obra como esta va indiscutiblemente ligada con la opinión que se tenga sobre la película, así como al debate sobre libros que fueron mejores que sus adaptaciones al cine, o viceversa. Esto último se trata de una díficil disquisición. Normalmente el libro es mejor que la película, pero hay excepciones, como Blade Runner, Big Fish, o en este caso El Padrino. Sobre lo que hace que una película sea mejor que un libro es una cuestión que a veces es subjetiva. Incluso en ocasiones he llegado a pensar que el ver una película antes que leer el libro, o la novela antes que su adaptación, me ha hecho decantarme por lo que observé primero. No obstante, eso no ocurrió con “El nombre de la rosa”. La obra de umberto Eco es mucho mejor que su adaptación, y vi la cinta antes que leer el libro. Y eso me llega a disponer como criterio para juzgar esta dualidad entre literatura y cine sobre lo que cada una ofrece.

Por ejemplo, El padrino película, una obra maestra, de ritmo perfecto, que no cansa, no agota, creadora de ambientes, que te inserta magníficamente en ese mundo del hampa con la oscuridad, la luz, el mobiliario, las relaciones entre los personajes, las portentosas interpretaciones. La novela de Mario Puzo prácticamente cuenta lo que se ve en la cinta. Y sobre la novela decir que Puzo es un escritor correcto, pero no sensacional. Describe personajes, escenas y escenarios de una manera correcta, pero no novedosa; se limita a relatar, su escritura no innova, no ofrece colores, aires nuevos, no hace que sientas el latido de ese mundo. Es más bien una descripción seca. A pesar de que su novela se publicó antes que se estrenase la película, y de hecho el participó como co-guionista, te da la sensación como si fuera uno de esos libros que se escriben no antes sino después de estrenado el título en el cine, como los que se han redactado de “La Guerra de las Galaxias”, y que se publican casi como apéndice, para extender un poco más sobre la historia de los personajes ya que el formato del cine es limitado mientras que en una novela es posible explayarse. Y ese es el único valor que le veo a “El padrino” novela que la diferencia de la película. Si quieres adentrarte más en ese mundo, profundizar en lo que sucedió, de dónde viene Don Corleone, o Michael, Johnny Fontane o su esposa Kay Adams, perfecto. Pero, lo dicho, no mucho más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s