Requisitos para ser una persona normal

Escribo esta entrada escuchando a Vicky Larraz, la primera cantante de Olé Olé. “Requisitos para ser una persona normal”, película de la realizadora española Leticia Dolera que ella misma protagoniza. Disculpen si me equivoco pero me parece que es la primera vez que se toca el tema de la normalidad en el cine español, no obstante una tradición tan norteamericana. Por rememorar ahora mismo, una mítica de los 80, “Revenge of the Nerds”, y otra más reciente que ha conseguido una legión de fans a sus espaldas: “The Perks of Being a Wallflower” (Las ventajas de ser un marginado). Sobre “Revenge of the Nerds” es un completo desmadre, así como probablemente la que reivindicó y con la que nació el fenómeno “Nerd”, y probablemente también el “Geek”, que aquí con ciertas variantes conocemos como frikismo, aunque por las Américas la palabra “Freak” presenta otras connotaciones.

Respecto a “Las ventajas de ser un marginado”, no habla tanto de la normalidad, pero sí de ser una persona aceptada en un entorno social, etc. Película para adolescentes, con ciertos toques emo, con algún que otro suicidio de por medio, la dureza de creer que todo lo que te rodea es lo único que te vas a encontrar en la vida, de sumergirte en la burbuja y que no te guste. No obstante, respecto a este título creo que alberga en sí una traición al espíritu que pretende enmarcar, porque el protagonista se cura de ser un marginado codeándose con el éxito social, no se da cuenta de que el problema no está en ser como es sino en lo que desea, en no aceptarse a sí mismo y ponerse a buscar a aquellos que parecen tenerlo todo y no que le aceptan por lo que es.

Ahora sí, hablando de la cinta de Leticia Dolera, película para treintañeros y tardoveinteañeros, y no para adolescentes, que es consecuente con lo que quiere contar, preguntarse por si uno es una persona normal, sobre qué significa esta condición, acerca de la importancia de encajar, y al final darse cuenta que mientras tú estés bien qué importa lo que digan y lo que se diga sobre lo que significa ser una persona normal. Película romántica, amable y, toda una proeza en el cine español, sin escenas de sexo explícito. Francamente, no hacen falta. Título de la realizadora Leticia Dolera que se embarca en una aventura rodeándose de una melodía y estética indie pop, casi se pudiera decir continuadora de “Los fresones rebeldes”, en plena nostalgia ochentera pero redundando en un minimalismo feminizado de colores suaves, matices nórdicos de Ikea (nunca mejor dicho) y poéticas posmodernas rayando en lo hipster.

Bueno, dejándome de palabrería pretenciosa, en resumen, para terminar, una película recomendable para ver solo, en pareja, en grupo, y para autoafianzarse.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s