Demasiado repentino para un 1 de noviembre

La fiesta de Todos los Santos y la víspera previa siempre han supuesto una ocasión especial, única en el calendario. La visita ritual al cementerio para velar por los parientes difuntos y después la comilona en familia, la noche previa en la que ir a contemplar una versión de Don Juan Tenorio al teatro, o la reunión con los amigos para hablar en corro de fantasmas, de espectros, situaciones paranormales y enigmas por resolver. Creo no haberme americanizado, pienso que no hace falta hacerlo, que la fiesta vernácula tiene suficientes significados y connotaciones como para tener que imitar costumbres foráneas. Hasta donde yo recuerdo únicamente me disfracé una vez, en un rol en vivo de crímenes y misterio que organizamos entre varios, y tampoco es que pusiera mucho afán. Me basta con saber que los espíritus están por ahí rondando y sentir el temor sobrenatural, místico, de la ocasión. Pero este año, en una tierra extraña, sin muchas amistades, no teniendo con quien preparar algo especial… En mi periodo de adaptación no he contado con tiempo para hallar con quién celebrar en condiciones el día y la víspera de Todos los santos. Y ahora que estamos ya a cinco de noviembre es como si me faltara algo, como si el otoño no hubiera comenzado y diera paso al invierno. Sí, salí el sábado por la noche, estuve por ahí de tapas en locales ambientados a la americana para la ocasión, con telarañas, las camareras disfrazadas de brujas y ellos de frakenstein. Pero es que lo vuelvo a decir, la celebración anglosajona la siento descafeinada. Mucha calaverita, mucha calabacita pero no se percibe la presencia cercana de la muerte. Es más, contemplo Halloween precisamente como una fiesta diseñada para alejarse de ella que otra cosa, diversión, jolgorio, caramelitos, sin la parte ritual que nos acerca a nuestros seres queridos en el más allá. Los disfraces… para disfraces ya hay mucha gente en los carnavales que se atavía de zombie o de cosas mucho más siniestras (como de drugos de La naranja mecánica). El día de Todos los santos, al menos es mi opinión, es para otra cosa. En resumen, que este año el 1 de noviembre me ha llegado demasiado pronto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s