Hay que erradicar la gentrificación

Lo desesperante y lo difícil que resulta en una ciudad de 20.000 habitantes encontrar gente de mente abierta y tolerante, que no se asuste ni se sienta amenazad@ ante un punto de vista peculiar. La frustración que domina al ser alguien de gustos minoritarios, que compra o diseña juegos de rol o de mesa para aspirar al contacto social, en un lugar que cuanto menos te tratan de pervertido, si no es de psicópata o de asesino cuando mencionas tu predilección. Dan ganas de poner una bomba en el centro de la ciudad para que los intelectuales de izquierda (supongo que también habrá de derechas) que se apelotonan y concentran en los cascos urbanos, conversando sobre en sexo de los ángeles y alentando la gentrificación, se esparzan, se desparramen por el territorio, y hagan el favor de generar actividad y pequeños círculos culturales igualmente en las ciudades de provincia. Todo sea por poder hablar, por entretenerme, y por escapar de estos fines de semana tan aburridos como solo puede serlo el infierno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s