Simple

Cuando contemplas que no eres especial, cuando descubres y comprendes que no hay cámaras a tu alrededor grabando lo que haces, que en el fondo a nadie le interesa, cuando concibes que no hay un Dios observándote, o al menos que te mire más que a los otros congéneres, tus pecados son ni más ni menos que los del resto de la humanidad, no haces nada que alguien no haya acometido antes, no llevas a cabo empresa alguna que sea radicalmente original, si creías que por tener un código ético podías caminar por el mundo con superioridad moral te equivocabas, si residías en la confianza de ser incorruptible y completamente leal resulta que a la mínima zozobra te hundes. Desgraciadamente, no eres más allá de un simple humano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s