Despedidas

Te fuiste y yo ya me quiero ir. Me falta poco más de un mes para volver a mi tierra, pero ya he entrado en una espiral de despedidas. Te fuiste y qué me queda, siento como si no me quedara nada por hacer. Había una fantasía recurrente, los dos sobre el colchón, tranquilos, relajados, el uno al lado del otro, boca arriba, las manos entrelazadas, mientras observamos el amanecer a través del balcón con el sol saliendo sobre el mar o sobre el cabo, embadurnados por la luz dorada. Pero aunque volvieras eso ya no es posible porque como el sol germina cada día más al noreste las montañas lo ocultan ya. Por lo que no me queda nada por hacer, solo me resta despedirme y respirar. Y añorarte dentro de ciertos términos. Aunque no me creas, y por mucho que no te concibas merecedora, Almería en el recuerdo siempre serás tú.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s