Es amor, no es amor

El amor no se puede explicar, en caso contrario no sería amor. Se le llamaría de otro modo: afecto, comprensión, empatía, entendimiento, dependencia, compenetración, necesidad, alteridad… Pero no sería amor. No puede serlo porque si el amor se pudiera explicar entonces podríamos salir de él. Entendemos en qué consiste, estaríamos en disposición de plantear estrategias de escape, contramedidas para paliar sus efectos. Y el amor lo comprende todo, lo consume todo, llena cualquier recoveco, cualquier espacio, comprende a la persona, la envuelve, transforma el universo entero a su alrededor. Dichosos los hombres y mujeres primitivos, irracionales y carentes de filosofía, porque podían entregarse sin reservas al amor. Desencantados los habitantes de los hogares del primer mundo en la actualidad, que todo lo filtran bajo el paradigma del raciocinio, demasiado leídos, instruidos, que malentienden lo que conciben amor como amor; en su lugar cinismo, compendio de efectos químicos, una pasión pasajera, algo contra lo que luchar y casi erradicar. Así, difícilmente podemos llegar al amor. No sé si quiero enamorarme, si seré capaz de enamorarme, si podré evitar enamorarme.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s