Ética vs adaptación

“El hombre de las mil caras”, película de Alberto Rodríguez, del que ya se podría decir que es el gran renovador del cine español a base de noir y un brutalismo descarnado. El título está basado en hechos reales, algo que ya es Historia, forma parte del relato de este país, los sucesos relacionados con la intervención de Francisco Paesa en la detención de Luis Roldán, uno de los grandes engaños y polémicas que ha sufrido España en la historia reciente. Dotada de un ritmo que engancha desde el principio, en lo que podría considerarse, más que una ficción o una película de cine en sí, un documental, al estilo de Spotlight, no obstante sin la sensiblería típica estadounidense, compuesta a base de rock and roll tecnificado y machacón, música que es empleada como contraste. Esos señores tan trajeados y repeinados, en esas urdimbres tan complejas y sofisticadas, pero a la vez respondiendo a unos instintos insultantemente primarios y bajos.

Aunque lo que más me interesa de la película, y del escenario histórico en sí, es cómo los personajes se justifican a sí mismos. Francisco Paesa, al principio de la trama, se presenta casi como una suerte de cid campeador, llevando a cabo sus tejemanejes por el bien de la patria (vendió misiles a ETA con un rastreador para que la policía los pudiera detener), a cambio de unos emolumentos (porque al fin y al cabo el Cid fue un mercenario), pero que después se ve, o se cree traicionado, por el gobierno y la sociedad que dice defender (el gobierno que gestionaba Felipe González se negó a pagarle).

Mas esclarecedora todavía es la forma como Luis Roldán justifica su malversación de los fondos reservados (1500 millones de pesetas de la época, 9 millones de euros en la actualidad, una nadería comparado con los fraudes de los ERE). Poniéndome en clave filosófica e historicista, reconocería aquí la dicotomía entre ética y adaptación. Distingo ética en el sentido de un compendio legal personal que obedecemos, o nos proponemos seguir cualesquiera circunstancias. Incluso en una invasión zombie, o en una debacle de la civilización, seguiríamos comportándonos éticos. En este sentido una ética es simpre artificial, un código axiomático básico y matemático. La adaptación es algo distinto. Por ejemplo, obedecemos las leyes, cruzamos por el paso de peatones, cuando el semáforo se pone verde. Lo hacemos porque nos conviene, porque nos adaptamos a las circunstancias, para que no nos atropellen los coches, etc. Pero no acometemos esto, o no lo llevamos a cabo de manera consciente, porque cavilemos que se trata de normas sin las cuales la sociedad no funcionaría, porque los peatones tienen su espacio y los coches el suyo. En otras palabras, si no viéramos coches cruzaríamos el semáforo en rojo. Nos adaptamos, corremos el riesgo de que nuestro cumplimiento de las leyes no sea tanto un compromiso con el Estado ni con nosotros mismos como que se vuelva una costumbre. Y como costumbre en cuanto vemos la oportunidad acogemos otras costumbres. “El hombre de las mil caras” es un homenaje a la Adaptacion en mayúsculas. El hombre de las mil caras es un compendio de comportamientos atávicos. Luis Roldán se justifica: “Lo hice porque lo hacía todo el mundo”. Se adaptó a lo que veía. Esta es una clase de adaptación, del mismo modo que en Alemania y en Japón en ocasiones parecen no pensar, únicamente sumirse a la autoridad marcial, a la par que en China se resignan a la tradición. Como Paesa, es el único ético, es el único asocial y artificial, en el universo de animales sociales. De eso se aprovecha, y por eso tiene éxito. Siempre actúa del mismo modo, no confía en nadie. Luis Roldán, Belloch, el piloto, son corruptos, ambiciosos, egoístas, pero como todo el mundo se comporta del mismo modo, piensan: En alguien tienen que confiar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s