Forma y complejidad 06

De lo visto hasta el momento se pueden sonsacar tres vínculos fundamentales entre forma e información. Dos de ellos son:

  • La forma posee una forma y la información posee una forma.

  • La forma diversifica, la información uniformiza.

Valiéndonos de estas dos máximas, se podría concordar que entre forma e información se cumplen los principios de la lógica hegeliana. Aquellos correspondientes a que existe una contradicción inherente dentro de cada entidad. En un único ser coexisten uno y su opuesto. Uno es uno y a la vez dos. Forma e información son los dos polos contrapuestos de la forma: la forma crea distinciones, la información establece conexiones. Por ejemplo, en el terreno de la naturaleza, la forma incrementaría el número de maneras por los cuales los seres vivos se nutren, cazan y fagocitan a los demás; y paralelamente la información permitiría que los individuos pudieran nutrirse de otros seres vivos y a la vez ser comidos por otros. Esto es, la alimentación como un modo de comunicación. Bajo este paradigma pudiera ser.

Ahora bien, la tercera máxima, que a la vez fue la primera que se ha desarrollado, es la siguiente:

  • La información se refiere a la forma.

Es decir, se puede componer un mensaje que se constituye como una abstracción de la forma, de tal manera que si el objeto se pierde podemos configurarlo de nuevo con el mensaje.

La información se refiere a la forma, y no al revés. Si la forma se refiriera al mensaje, se compondría como una abstracción del mensaje, de tal modo que la propia forma fuera el mensaje. El problema radica en que, como la forma es algo susceptible de degradarse, este vínculo dispuesto de este modo es autodestructivo. La forma contiene el mensaje y se degrada. Termina por no poder reproducirse.

Por contra, la información se refiere a la forma. El mensaje es constituido como una abstracción de la forma, tiende a reducir el número de sus planos de relación a solo uno: la transmisión, con el fin de permanecer inalterable el mayor tiempo posible, de no degradarse, y cumplir su cometido. La forma interactúa, deviene modificada, mientras se intenta que la información permanezca indemne para componer la forma como era originalmente. Esta relación, al contrario que la anterior, no se autodestruye, se sostiene en el tiempo, crea una pauta de perpetuación, de longevidad al sistema. El sistema, la especie, dura más de este modo que de la otra manera, se prolonga su pervivencia.

Porque, hablando de que se sostiene en el tiempo, esta tercera máxima podría comprenderse a modo de emulación con la segunda ley de la termodinámica, por la cual la entropía de un proceso solo puede aumentar o permanecer igual. O en otras palabras, en todo proceso se pierde energía. El tiempo avanza en el sentido de que se cumple siempre para el conjunto esta ley. Podemos observar al bañista saltando del trampolín hacia la piscina, pero no al revés.

De un modo semejante, el tiempo avanza en el sentido de que la información se refiere a la forma. Porque de ser lo opuesto, si la forma se refiere al mensaje tiende a comportarse como tal reduciendo el número de planos de relación. Por reducción al absurdo esto es imposible, porque una vez establecida una semejanza (paso inherente para consolidar una distinción), ¿cómo disolver dicha semejanza? ¿Cómo hacer que los semejantes se vuelvan completamente contrapuestos? Esto es, que vuelvan a ser la misma cosa. Aparte que llegaría un momento en que no existiría forma, tan solo información, y la única distinción posible sería aquella entre el emisor y el receptor de una transmisión. Ahora bien, para que haya un emisor y un receptor debe haber otras posibles distinciones, otras relaciones aparte de la transmisión. Por ello, la información se refiere a la forma y no al revés. La forma existe, multiplica las semejanzas, las distinciones. La forma multiplica y expande los canales por los que se puede transmitir la información. El número de conexiones es siempre mayor, y no sucede al contrario. La información uniformiza, actúa como freno a esta impulsiva tendencia. Pero no por ello el universo deja de evolucionar en pos de una situación donde el número de planos sea igual o mayor que en el instante anterior.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s