Archivos Mensuales: febrero 2017

Forma y complejidad 12

El punto a continuación se puede definir como “el dilema del que padece y observa”. Imaginemos el punto de vista particular de una persona que en una pelea ha sido golpeada. En el cuerpo de su oponente puede observar los rastros provocados por los efectos del golpe, como la tensión de los músculos, los nudillos amoratados, etc. Además es capaz de percibir el rastro que este acto ha ejercido en su propio cuerpo, el moratón, los huesos rotos, la parte afectada e hinchada. Reconoce al sujeto impreso en sí mismo. El cardenal es algo que ha modificado su forma y se constituye como rastro dejado por la acción del otro.

Sigue leyendo

Gato negro, Gato blanco. Emir Kusturica

Una alegría contagiosa capaz de levantar a un muerto, o a dos. Música, danza, fiesta, jolgorio. Para mover las manos y los brazos al compás, alzarse desde la butaca del cine y danzar. Quedar enamorado de ese mundo tan distinto, de ese ajetreo, el universo de los gitanos de los Balcanes pero tratado de una manera surrealista y exagerada. Kusturica renueva una estética, la transforma, la convierte en imaginación esperpéntica. ¿Cómo no he sabido de este título hasta este momento? ¿Cómo es posible que nadie jamás me haya hablado de Gato negro, Gato Blanco hasta este fin de semana en el que encima la descubrí por casualidad? ¿Qué andaba yo haciendo en 1998? Estudiando para la selectividad, preparándome para la universidad, dejando el mundo de la infancia atrás y adentrándome en el de la carrera profesional. Quizás este haya sido el momento propicio. No entonces, ahora.  Un título como este para seguir la estela un año más, para continuar confiando en la esperanza del romanticismo un aliento al frente. Ante Gato Negro, Gato Blanco, Lalaland suena a poco.

Forma y complejidad 11

Un problema que surge con el concepto de “impronta” tal como ha sido definido consiste en que puede incurrir en una contradicción con las nociones de forma e información. La información se refiere a la forma. Pero en este caso con los rastros no parece ser así. La información se refiere a las consecuencias de los actos de la forma.

Sigue leyendo

San Valennada

Poco importa la ausencia de un San Valentín romántico,

la falta de ocasión de celebrar este día,

sabes que la gente que te es afín es aquella que se halla ocupada o se inventa ocupaciones:

alimentar gatos, escribir libros de filosofía que nadie leerá, tesis doctorales que las amargan, cursos en el extranjero, reuniones de trabajo a deshoras;

solamente dos de cada siete veces San Valentín caerá en fin de semana,

celebremos pues los fines de semana,

aunque no haya fiesta de los enamorados;

Sigue leyendo

Cazadores de microbios. Paul de Kruif

Cazadores de microbios es probablemente el libro con el que más he disfrutado en los últimos tiempos. Sin ser una novela, sino un libro de divulgación científica, a más decir algo desactualizado teniendo en cuenta que se publicó en 1926, sin embargo que no ha perdido su vigencia ni su interés. Para los amantes del método científico y de las casualidades. Tener en cuenta el tema peliagudo que trata, que puede producir hipocondría, paranoia e incluso terror como es el de las enfermedades y los microscópicos seres que las habitan. Pero por esta misma razón cerciorarse de lo sobrehumano de aquellas gentes: Pasteur, Robert Koch… que se enfrentaron a aquello que ciertamente sabían que podría matarles y aún en esta tesitura prosiguieron de frente. “Cazadores de microbios” tiene la ventaja del momento en el que se escribió, cuando la ciencia y la batalla que detalla aún estaba en sus inicios, en el instante de los pioneros, y no se había vuelto compleja, intrincada y farragosa. “Cazadores de microbios” es como leer la colonización de América o la conquista del oeste desde dentro, mientras tenía lugar, reconocer en los héroes los seres humanos que son y no simples batas detrás de un microscopio.