Forma y complejidad 08

Puesto que existe más de uno, son posibles infinitos tipos de transducción. Entre ellos distinguir los cuatro en principio más evidentes.

El primero de ellos es la transducción generativa. Este tipo de transducción, por ejemplo, es la que se manifiesta en la reproducción por genes. Aunque los genes no es el único sistema que la emplea.

La transducción generativa cumple las siguientes condiciones:

  • Es completa. Todos los mecanismos necesarios tanto para la constitución de un mensaje a partir de una forma, así como para la conversación de dicho mensaje a otra forma, están contenidos en la información. Por ejemplo, el útero de la mujer es el medio por el cual la información genética combinada de óvulo y espermatozoide llega a constituir un ser. Ahora bien, toda la información necesaria para haber constituido ese útero, así como los órganos sexuales masculinos, estaban contenidos en el mensaje precedente, y están implícitos en el mensaje que se emite. No existe información para cumplimentar el proceso que sea externa.

  • La información se refiere a la forma. En el sentido de que no hay información de más. Todos los datos contenidos en el mensaje están directamente relacionados con la constitución de la entidad. O podrían en un momento dado estar implicados en la consolidación del nuevo ser.

  • La transmisión del mensaje condiciona la forma. En el caso de los seres vivos, la forma de estos se encuentra específicamente determinada para transmitir el mensaje. Esto es, los seres vivos poseen órganos reproductores, y la reproducción condiciona sus comportamientos.

Como se ha insistido en los ejemplos, la reproducción genética es un modelo que funciona bajo los parámetros de la transducción generativa. Es completo, existe transparencia en forma e información (no hay información de más), y la transmisión del mensaje condiciona la forma.

Aunque no es el único:

Como ejemplo plantear el lenguaje. Es completo porque sirve tanto para componer los relatos, como para explicar las reglas gramaticales que lo organizan. Es decir, el lenguaje es capaz de hablar sobre sí mismo. Por otra parte, se refiere a los objetos que produce, sirve para definir, ordenar, reglamentar. Y condiciona la forma, tal como exponen algunos autores al hablar del “giro lingüístico”. El lenguaje no es un sistema que meramente estructura los comunicados, sino que se compone como una máquina de hacer cosas: las frases o el modo de comunicar las sentencias no es aleatorio, sino que expresa una sensación, un punto de vista, una predisposición; condiciona al que habla y al que escucha, y también los actos que acometen. El lenguaje sirve para seguir empleando el lenguaje.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s