Pesado metomentodo

Déjame en paz, ¿quieres? Pesado metomentodo, que cada vez que te veo te encuentro descansando y fumando. Déjame en paz con mi vida y mi filosofía. Entiende que soy tímido, que me estresan los grupos, que me enojan aquellos que están cada vez que me ven haciéndome preguntas, que me dispongo trabajador y organizado por sistema. Entiéndeme que hallo aburrido e insulso ir de cervecitas, y que de ir solo voy con quien me apetece. ¿Por qué tienes que comentar cada vez que digo o que propongo algo? ¿A qué viene ese clasificarme como lo haces? Vete con tu intensidad y tu aburrimiento a otra parte. Si me gusta hacer planes de antemano, ¿por qué tienes que meterte? No me gusta el caos, pero adoro el caos. Solo creo en la teoría del caos, y el caos hay que analizarlo, que comprenderlo, aunque la conclusión sea que es imposible comprenderlo. Permíteme residir con mis contradicciones en paz. No conviertas mi misantropía en ocasiones en una tragedia. Me gusta estar solo como tú te vanaglorias de estar casi siempre acompañado. Pues, ¿quién te lo impide? Tienes gente de sobra. Y conmigo estarás si así yo lo decido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s