El paseante de las dos orillas. Guillaume Apollinaire

Publicada en 1919, el autor la terminó de escribir en verano de 1918, y falleció en otoño de ese mismo año. Los críticos dudan cuánto del editor hay en esta obra, si por ejemplo las imágenes que se añaden son idea suya, si por ejemplo la recolección de artículos, porque no se trata tanto de una novela sino de una serie de relatos cortos, también es cuestión de su mano. En cualquier caso, una obra deliciosa, tranquila. Relatos de paseos por la capital parisiense en el periodo de preguerra, e igualmente entretanto el conflicto bélico. Una descripción de lugares, reales, de personajes, reales, del círculo artístico, literario y cultural parisiense, en una etapa previa al “París era una fiesta” de Heminway y, en mi opinión, mejor que la novela de Hemingway, sin esa caterva yanki que se dedicó a mitificar. Apollinaire describe, es natural, es su día a día. No habla de prodigios, solo de cotidianeidades. Como se puede contemplar esta obra se halla completamente exenta de intrigas, quizás a muchos aburra. Pero la calma que ofrece, la sencillez, es un regalo para el alma en busca de sosiego.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s