Forma y complejidad 88

La forma como factor de relacionabilidad, también como aquello que establece distinciones. A partir de esta premisa que de por sí ya compone una paradoja, se llega a lo complejo, que por definición es el reino de la paradoja. Los sistemas complejos como aquellos sometidos al continuo salto entre lógicas, aquellos que contradicen la más básica de las leyes lógicas, esa planteada desde tiempos de Aristóteles que reza: “dos ideas, si son opuestas, no pueden ser ciertas a la vez”. Los sistemas complejos como aquello donde esta premisa se confunde, se disgrega, la inercia de esta afirmación se tambalea, los opuestos se encuentran, y no se destruyen mutuamente. Lo complejo como lo que no se basa en una única lógica, sino en la perpetua superposición y variación lógica.

Ahora bien, hay que decir, y con esto se finaliza, que si el contenido del presente documento se basa en un discurrir lógico, entonces este libro no es complejo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s