El mejor amigo del oso. Arto Paasilinna

Se nota que esta novela tiene unos años. No me refiero a que sea un clásico decimonónico ni nada por el estilo. Pero sí que unas décadas carga a su espalda. Por algunos comentarios un tanto apolíticamente correctos, por la ingenuidad científica de la que hace gala, por todo lo que la sociedad ha cambiado en las últimas décadas y no se vislumbra en sus páginas. No obstante, por eso, lo que hace falta ahora mismo. Algo desfasado, casi anacrónico, y sin embargo que desatasque la cabeza de los caminos viciados por los que vamos discurriendo.

Novela de trasunto cómico. Un histriónico pastor luterano finlandés, conocido por sus hiperbólicas soflamas, es obsequiado con un cachorro de oso que se ha quedado sin madre y lo convierte en su mejor amigo. Le enseña modales, lo guía en la experiencia de convertirse en un oso adulto, y viaja por el mundo con él.

El mejor amigo del oso es una novela a caballo entre los ochenta y los primeros dos mil. Es decir, entre la época de ingenuidad, pero de suma imaginación e inventiva que supusieron los ochenta, tal que la idea era más importante que la coherencia del argumento, y los tiempos contemporáneos, esto es, la época actual de realismo tal que todo debe poseer una base científica, filosófica y psicológica sólida detrás. Esto es, el trasfondo es más importante que la idea.

No obstante, lejos de estas disquisiciones culturales y de etapas artísticas, El mejor amigo del oso se halla embargada de intimidad. A pesar de los viajes, de los acontecimientos estrafalarios e inconcebibles en algunos casos, sus páginas destilan acento hogareño, las relaciones que se van fraguando, los acercamientos, las separaciones. Y todo ello sin ser pasional, sino de una comicidad fría; pero sin dejar de vislumbrarse un corazón ahí latiendo, como el que debe haber tras la gélida compostura de una deidad nórdica.

Anuncios

2 pensamientos en “El mejor amigo del oso. Arto Paasilinna

  1. Lidia Nechuna

    Has hecho una buena crítica sobre la novela , destacaste todos los detalles sobre la amistad entre el hombre y el mono,cuando un animal que es por naturaleza agresivo debe haber sido bien adiestrado para convertirse en casi humano, mi duda es ,cómo puede viajar con un animal de esas caracteristicas tamaño, y nada menos por todo el mundo Interesante Manuel Sierra, como siempre con admiración Lidia Angela

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s