Archivo de la etiqueta: Amargura

Zama. Lucrecia Martel

Zama podría ser entendida como el punto opuesto al corazón entre las tinieblas. No hay que buscar al oficial enviado selva adentro, este lo que persigue es escapar del destino a donde lo han encomendado, espera su traslado. Mientras lo hace se desespera, enferma, vive, ama, se aburre, se desconcierta, y degenera.

Sigue leyendo

Anuncios

Decadente

Con aire decadente y la mente en suspenso,

falto de fe y de confianza cuando quisiera hacer lo correcto,

estoy tan cansado, la cabeza se me va,

agotado, se me olvidan las cosas, las pienso, me voy y ahí están,

escapar de la masificación urbana,

Sigue leyendo

Muchos hijos, un mono y un castillo

La mejor película española que he contemplado en lo que va de año, y del anterior que dejamos hace poco, no tiene guión. Es un milagro de montaje. Cámara en mano, iluminación descuidada, se reitera, se repite en muchas escenas. Pero real como la vida misma. Como que es la vida misma.

Sigue leyendo

Interrogantes

¿Tan importante es lo que haces el último día del año?

¿Y la manera como te sientes, el ánimo con que afrontas el nuevo periodo?

¿En serio esta jornada alberga una magia especial?

¿Tal como termines es como será el año próximo, como se desarrollará?

¿Aquello con lo que vistes, la felicidad con la que compartes la mesa, las ganas de reír?

¿Acaso no es este día de incertidumbres?

¿De melancolía, de nostalgias?

¿Acerca de las conversaciones, lo que conseguimos, las tragedias, las grandes hazañas, los fracasos, lo que no sucedió, en lo que nos excedimos?

¿No tendríamos, en vez de salir de fiesta, que reflexionar, meditar, velar armas, como los guerreros antes de ser armados caballeros?

¿Preparar, o atenuar, las esperanzas, y los miedos, con que se afrenta el nuevo curso?

¿No es acaso este día de grandes interrogantes antes que de grandes celebraciones?

Lo que nunca funciona

De lo que nos pasamos el dia hablando,

de lo que se basan casi todas nuestras conversaciones,

pesadas y anodinas, casi siempre de lo mismo,

vueltas y más vueltas, regodeándonos en cada palabra,

en cada concepto, relaciones fallidas, la persona ansiada que no nos escucha,

Sigue leyendo