Archivo de la etiqueta: Literatura

El Oeste

El argumento de “El Oeste” se resume en la siguiente frase: “El relato de las peripecias de la tripulación del Hathórica, el primer barco fenicio que viajó a través del Mediterráneo hasta las costas de la Península Ibérica, y de lo que les aconteció allí”.

Se ha intentado que los topónimos se correspondan a los términos que se empleaban en la época. Así Gubla es la ciudad fenicia de Byblos; Kemet es Egipto y los Kemettuay los egipcios; Ilión, o Ilios, es Troya; Caftor, Kitim, Tanaya, el Iteru, Sardinia, Shikala, la isla Corcávina, los montes Haemus, o la isla de Ostra son, respectivamente, Creta, Chipre, la Grecia continental, el río Nilo, Cerdeña, Sicilia, Gran Bretaña, los Balcánes y Lampedusa. Aparte, el Promontorio Sacro es el Cabo de San Vicente, las Columnas del Océano el estrecho de Gibraltar, La punta de Sur se reconoce como Tarifa, Antigua es Antequera, el río Patos el Guadiana, el Baites el Guadalquivir, el Iberus el río Tinto y el Gran Promontorio el Cabo de Roca. El resto de nombres pienso que son fáciles de adivinar por el contexto.

Al final del libro se recogen dos apéndices. El primero referido a los tripulantes del Hathórica. El segundo respecto a las personas que se encontraron en su destino, especialmente mujeres.

 El Oeste_Manuel Sierra_pdf

El Oeste_Manuel Sierra_Epub

Anuncios

Trazando Mapas

Tras dos años de ausencia volvemos a la radio, y los hacemos con fuerza, con una nueva emisión que nos llena de ilusión y de satisfacción, y que esperemos que sea del agrado de nuestros radioyentes. Nos pueden escuchar haciendo clic en el siguiente enlace:

Trazando mapas_Ivoox

Más del 70% de la población española es urbana. Sin embargo, eso no nos convierte en expertos en la materia. La ciudad es la creación más compleja del ser humano, complicada hasta para quienes la estudian, la más difícil de comprender, de catalogar, la más inestable, inasible, y a la vez la más importante. La tarea ingente que se propone este espacio es la de acercar, de manera sencilla y amena, al oyente a su comprensión. Exponer su lógica, su espacio, su dinámica, desde los tecnicismos, pero también desde la formulación del espacio sentimental. La ciudad es matemática y planimetría, pero además, y sobre todo, el lugar donde desarrollamos nuestra existencia y nuestras experiencias.

El Imperio de Yegorov. Manuel Moyano

La literatura juvenil para adultos está de enhorabuena. Siempre he defendido la ciencia ficción española, he tratado de reivindicar y de favorecer en muchas ocasiones este campo tan poco desarrollado de la literatura nacional. Y por ello debería defender y promocionar un título como el que tenemos entre manos, “El imperio de Yegorov”, del escritor Manuel Moyano. Pero es que, simplemente, no me sale.

Sigue leyendo

Las hermanas Grimes. Richard Yates

Novela para disfrutar leyendo, puesto que el argumento está ahí desde el principio. Las Hermanas Grimes, cuenta Richard Yates, están destinadas a no ser felices. Dice el autor que la principal razón proviene de los desajustes familiares. Las hermanas Grimes nacen en un matrimonio que se divorcia, la madre va por un lado, es una profesional con éxito cuestionable, al padre cada vez lo ven menos, no lo conocen apenas. Las hermanas Grimes no tienen quien las proteja, no poseen un entorno familiar al que volver cuando las cosas van mal.

Sigue leyendo

Disfruta la tormenta

Ojalá que en tus atardeceres te acompañe la música celestial,

que al recorrer los cielos límpidos, los horizontes profundos,

las melodías sean propicias en los instantes de luz sobrenatural;

los truenos y relámpagos con Beethoven se vuelven acogedores,

disfruta la tormenta,

los estruendos no infunden miedo ni pavor frente a la belleza de la hecatombe;

Sigue leyendo

El gigante enterrado. Kazuo Ishiguro

Novela del reciente premio Nobel de literatura 2017. Casualmente me la estaba planteando leer cuando se lo han concedido. Ambientada en la Edad Media temprana, en la época inmediantamente post-Artúrica, donde todavía colean los hechos de este magnánimo rey con sus luces y sus sombras, y la oposición entre los britanos, la población originaria de Gran Bretaña, y los invasores sajones que desde el continente llegan con sus ansias de hallar un mundo mejor y un hogar para sus hijos.

Sigue leyendo

El paseante de las dos orillas. Guillaume Apollinaire

Publicada en 1919, el autor la terminó de escribir en verano de 1918, y falleció en otoño de ese mismo año. Los críticos dudan cuánto del editor hay en esta obra, si por ejemplo las imágenes que se añaden son idea suya, si por ejemplo la recolección de artículos, porque no se trata tanto de una novela sino de una serie de relatos cortos, también es cuestión de su mano. En cualquier caso, una obra deliciosa, tranquila. Relatos de paseos por la capital parisiense en el periodo de preguerra, e igualmente entretanto el conflicto bélico. Una descripción de lugares, reales, de personajes, reales, del círculo artístico, literario y cultural parisiense, en una etapa previa al “París era una fiesta” de Heminway y, en mi opinión, mejor que la novela de Hemingway, sin esa caterva yanki que se dedicó a mitificar. Apollinaire describe, es natural, es su día a día. No habla de prodigios, solo de cotidianeidades. Como se puede contemplar esta obra se halla completamente exenta de intrigas, quizás a muchos aburra. Pero la calma que ofrece, la sencillez, es un regalo para el alma en busca de sosiego.